La UCR herida juega por otro lado

Dirigentes radicales opositores al acuerdo con el PRO, encabezados por el jujeño Gerardo Morales, conformaron un bloque interno con el objetivo de presionar al titular del partido Ernesto Sanz para que se respeten las autonomías de los distritos en la conformación de alianzas y al mismo tiempo influir en la mesa de negociaciones con el macrismo.
El bloque de dirigentes perdedores en la Convención de Gualeguaychú quedó conformado en una reunión realizada en la sede de la Asociación de Personal Legislativo (APL) del barrio de Congreso, que reunió a más de una treintena de dirigentes de todo el país.

Del cónclave convocado por el Morales, participaron algunos de los precandidatos a gobernadores con chances de ganar e sus provincias, que como el jujeño, exigen que el Comité Nacional habilite acuerdos amplios en las provincias que incluyan al frente Renovador (FR) de Sergio Massa.

Entre ellos, estuvieron José Cano (Tucumán), Francisco Torroba (La Pampa), Luis Naidenoff (Formosa), pero también Ricardo Alfonsín y Julio Cobos, quienes buscan mantener su poder de influencia en el distrito y candidatos a legisladores provinciales, nacionales, intendentes y autoridades partidarias.

El encuentro en el que se escucharon fuertes cuestionamientos al titular del Comité Nacional y precandidato presidencial Ernesto Sanz, por la “impresiciones” del acuerdo con el PRO, sirvió para marcar las primeras líneas de acción del grupo que se propone una mayor institucionalización de las negociaciones con la fuerza de Mauricio Macri, en vez de estar a cargo -como hasta ahora- de los operadores sanzistas, Facundo Suárez Lastra y Walter Ceballos y Federico Storani.

El bloque bajo al representación de Cobos, Morales, el chaqueño Angel Rozas y Alfonsín, buscará un encuentro con Sanz para principios de la semana próxima, en la que le exigirán definiciones respecto a los “alcances y límites” del acuerdo con el PRO, señalaron fuentes del sector.

La reunión promete ser tensa, pero prima la decisión de no romper y mantener los canales de diálogo”, dijo un dirigente que estuvo presente en el extenso encuentro que se prolongó durante toda la tarde de ayer hasta entrada la noche.

También se avanzó en la conformación de una “mesa del bloque” de disidentes que, encabezada por Rozas, se encargará de encarar las negociaciones con el Comité Nacional, al que le reclamarán una reunión “urgente” de la mesa directiva del partido, para que se avance en los aspectos programáticos del pacto con Macri y se “interprete y resuelva” los alcances del artículo quinto de la resolución de la Convención en lo referido a los acuerdos provinciales.

El artículo en cuestión contempla la posibilidad de alianzas en los distritos más allá de los límites del acuerdo UCR-PRO-Coalición Cívica-ARI, e incluso a colgar las boletas a candidatos a presidente de otras fuerzas o frentes, pero los supedita a que sean autorizados de “manera excepcional” por el Comité Nacional, lo que el bloque cuestiona por “limitar las autonomías provinciales”. dijo Morales.

Pero el punto que más preocupa a este sector es el que indica que en ningún caso se autorizarán adhesiones que incluyan otros candidatos a cargos de legisladores nacionales, ni de parlamentarios del Mercosur si llegaran a elegirse, que no sean miembros de la coalición política nacional en la cual se integre la Unión Cívica Radical”.

Este punto es el que mayor rechazo provoca en los candidatos a gobernadores como Cano, el propio Morales y Naidenoff, porque se ven imposibilitados de armar sus propias listas a legisladores nacionales, lo que limita su posibilidad de juego en sus propios distritos.

“Por qué tenemos que darle al PRO lugar en las listas en distritos en los que no aportan nada y ni siquiera tiene candidatos”, se quejó un cacique provincial, mientras los representantes de Santa Fe advertían la difícil situación en esa provincia, donde, en alianza con el socialismo y otras fuerzas la UCR compite con el PRO: “¿Qué le vamos a decir a los santafesinos que voten a (Carlos) Reutemann como candidato a senador?, ironizaron.

El sector tiene planeada una segunda reunión en breve, donde bautizarán con un nombre al bloque, que podría constituirse como una nueva linea interna del centenario partido.

Fuente: Télam