Porqué Feliz Pascua y no Felices Pascuas?

  • La palabra “Pascua” viene del idioma hebreo (pesáh) y del griego (pascha). La palabra “Pascua” en español significa “paso” “salto” o en todo caso “pasar por alto”

Para los judíos:
En el pueblo judío anterior al nacimiento de Cristo, la pascua era una fiesta de pastores en la que se mataba un cordero para pedir la fecundidad.

Después pasó a celebrar la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto.

En la pascua los judíos celebraban -y celebran en la actualidad- el “paso” (la Pascua) del Mar Rojo del pueblo hebreo hacia la liberación de la esclavitud.

 

Para los cristianos:
Todos los que creemos que Jesucristo es Dios celebramos la Pascua con otro contenido.

Para los cristianos es la fiesta más importante de todo el año ya que en ella celebramos el “paso” de Jesús de la muerte a la vida.

La Pascua para nosotros es la celebración de la Resurrección de Jesús.

 

La Pascua es la conmemoración anual que las iglesias cristianas hacen del misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Para celebrar el “aniversario” de estos acontecimientos salvadores, cada año, en la fecha apropiada (el domingo después de la primera luna llena de primavera), los cristianos conmemoramos la Resurrección de Cristo (la Pascua).

En el caso de la resurrección la Pascua es una sola, en cada año litúrgico.

 

Es un saludo entre cristianos que luego se ha generalizado y las gentes lo dicen aunque muchos no tengan ni remota idea de lo que están augurando.

 

Pero eso es el Domingo de Pascua.

 

Pascuas hay varias en el calendario. La que se acerca es la Pascua de Resurrección, pero se dice también Pascua de Navidad Pascua del Espíritu Santo (Pentecostés).

Claro que cuando se desean felices Pascuas se está haciendo referencia a solo una de esas festividades, la del momento.

Sin embargo se deberá reconocer que poco- o nada-, se ha oído decir “ Feliz Pascua”-

 es una fórmula, es como se dice y una fórmula no se altera. También se dice Buenos días Buenas tardes Buenas noches , y a nadie le llaman la atención esos plurales porque así es como se dice.

Aunque a algunos no les guste, en estas cuestiones de lengua muchas veces las cosas “son como son porque son como son”.