Una vedette despegó un avión y puso en riesgo la vida de los pasajeros

En un video se ve a Victoria Xipolitakis en la cabina de un vuelo de Austral con dos pilotos, que luego fueron despedidos; denunciarán a los tres

El lunes pasado, los pilotos del vuelo de Austral 2708, que iba de Buenos Aires hacia Rosario, dejaron que la vedette Victoria Xipolitakis viajara con ellos en la cabina e incluso le permitieron despegar el avión. La noticia se conoció anoche cuando un video, filmado por la propia vedette, fue difundido por Telenoche, que emite El Trece.

Según se pudo ver, Xipolitakis accionó el acelerador del Embraer 190. De esa manera, violó las normas internacionales de seguridad aérea. Fueron los pilotos Patricio Zocchi Molina y Federico Matías Soaje, que la dejaron entrar a la cabina, y luego bromearon con ella. Aerolíneas Argentinas informó que serán despedidos y no dejará subir a ninguno de sus vuelos a la vedette por cinco años. Además, la empresa iniciará acciones legales contra los tres, en función del artículo 190 del Código Penal, que refiere a la seguridad de los vuelos (ver aparte)

En la red social, momentos antes de embarcar, Xipolitakis agradeció al gerente general de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, que está en plena campaña como candidato a jefe de gobierno porteño por el Frente para la Victoria.

El cineasta y ex piloto Enrique Piñeyro explicó a LA NACION que el despegue es uno de los momentos más críticos del vuelo, y que por eso existen procedimientos. “Si sos piloto y vas en la cabina sin volar, no podés tocar nada. Que un pasajero toque un comando es un delirio. Además, hay una normativa llamada cabina estéril, que refiere al periodo de tiempo en el que los pilotos no pueden tener otra conversación que no sea operativa. Esto va desde que ponés en marcha los motores hasta que cruzás los diez mil pies en ascenso, y cuando los bajás, para el aterrizaje”, indica. Y agrega: “En el video se ve que en esa cabina están en cualquiera cosa”.

El especialista explica que en esos momentos, los pilotos deben estar concentrados en lo que se conoce como Silent Review, es decir, repasar mentalmente los procedimientos de emergencia ante una posible evacuación o situación crítica.

“Vicky, este avión es un poco tuyo, porque lo pagamos todos con los impuestos”, le dice el piloto en un momento previo al despegue. Y ella contesta: “Con todo lo que me chorean con los impuestos”.

En el video, uno de los pilotos le pide que no se difundan las imágenes y le advierte: “Si me hundo te hundís conmigo”. Fue Vicky quien filmó todo el despegue, entre indicaciones y coqueteos con los navegantes, y quien subió fotos a su perfil de Twitter.

 

 
El comunicado de la empresa. 

 

Por otro lado, de acuerdo con el especialista, existe la V1 o velocidad de decisión, es la máxima a la que el piloto todavía puede detener el avión y abortar el despegue sin dejar la pista. Es también la velocidad mínima que permite al comandante continuar de manera segura hacia la V2, aunque ocurriera un fallo crítico de motor en ese lapso. “Tenés muy poco margen para frenar el avión si se te para un motor, por ejemplo. Es un momento muy crítico”, detalla Piñeyro.

En el video se puede ver que recién cuando el avión alcanza los 80 nudos, el piloto hace un chequeo de velocidad y el comandante pide silencio. A su vez, la vedette da la orden de que enciendan una luz para poder filmar su mano moviendo la palanca y suma otra infracción. “Está prohibido romper la oscuridad de la cabina en ese momento. No se puede interrumpir el proceso por el cual el ojo humano va formando su visión nocturna. Tarda treinta minutos en hacerlo y tarda exactamente lo mismo si debe volver a empezar”, explica Piñeyro. “Esto un disparate. Nunca vi algo así.”

Apenas se conoció el hecho, estalló en Twitter, en la que los tuits oscilaron entre las bromas y la indignación. La gran cantidad de comentarios lo transformó en Trending Topic nacional, bajo el hashtag #ElVueloDelEscandalo.