ARPA Comunicado: Ante intimaciones por Tasa de Seguridad e Higiene rural

 

 

 

 

Comunicado de prensa:

 

Se comunica a la opinión pública que La Municipalidad de San Antonio de Areco recientemente ha iniciado acciones judiciales de apremio contra una gran cantidad de productores agropecuarios de nuestro partido, con el objeto de perseguir el cobro de una alegada e inexistente deuda por Tasa de Seguridad e Higiene correspondiente al año 2013.

 

Este proceder del Poder Ejecutivo Municipal constituye un paso más en el camino de arbitrariedades que ha transitado en su afán de cobrar una Tasa de Seguridad e Higiene al sector agropecuario.

 

Cabe recordar que la aplicación de la Tasa de Seguridad e Higiene a la agricultura y ganadería fue realizada por el Poder Ejecutivo Municipal durante el año 2013 sobre la base de una arbitraria interpretación de la Ordenanza Fiscal 2012.

 

En esa oportunidad, la aplicación de la tasa mencionada fue objeto de repudio generalizado. Los contribuyentes afectados iniciaron reclamaciones administrativas. Los concejales no oficialistas y los mayores contribuyentes que participaron en la sanción de la Ordenanza Fiscal 2012 advirtieron que no habían votado la tasa que el Ejecutivo pretendía imponer, ni tampoco esto surgía del texto de la Ordenanza, plasmándolo incluso en declaraciones judiciales.

 

Estas divergencias concluyeron con la sanción de la Ordenanza Fiscal 2014 que confirmó que la Tasa de Seguridad e Higiene no era aplicable a la agricultura y ganadería, lo cual confirmó que la posición del Poder Ejecutivo Municipal era jurídicamente ilegítima y políticamente insostenible.

 

Los juicios de apremio recientemente iniciados por el Municipio evidencian un afán recaudatorio que pretende negar la normativa vigente y los consensos que fueran alcanzados. Ante tal situación, los productores agropecuarios de San Antonio de Areco se verán nuevamente forzados a desatender sus actividades productivas, destinando tiempo y recursos a defenderse de un accionar que pretende amedrentarlos. Sin dudas, se trata de un hecho lamentable sobre el cual esperamos correcciones inmediatas por parte del Poder Ejecutivo Municipal.