El arte del guasquero, la conferencia de Armando Deferrari y la vigencia de “Cachito” Melo

En la “1eras. Jornadas-Taller de Patrimonio Cultural” Patrimonio arquitectónico – Patrimonio intangible/usos y costumbres, que organizaron la Universidad Nacional de San Antonio de Areco- UNSAdA-, el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (Distrito 5) y el Museo Las Lilas de Areco, con el asesoramiento del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP) una de las conferencias fue dicatada por el doctor Armando deferrari y versó sobre La Historia del Cuero Crudo.

 

Decía Deferrari en su jugosa disertación, que los usos de las prendas tienen sus semejanzas en los EEUU mencionando los paisanos de cada país latinoamericano, similares en algunos usos y costumbres al gaucho argentino y coincidiendo como hilo conductor en la cultura del caballo.

Destacó el director del Museo  Las Lilas la influencia de la marinería en la soguería, las alteraciones que produce el clima en el cuero crudo por lo que no existen muchas prendas de las llamadas arquerológicas, aunque rescatando las conocidas botas de potro, el uso como vivienda en sus toldos de parte de los tehelches y hasta la construcción de  vestimentas, botes y otras de singulasr factura y usos.

Rescató Deferrari el gran valor docente de don Luis Alberto Flores que dedicó su vida al rescate y transmisión de técnicas y, sin ser un eximio soguero, fue un gran difusor de las mismas para las generaciones que le continuaron llegando a tener 600 alumnos y 1.500 sogueros censados.

Tras destacar a otros investigadores de la soguería como López Osornio y otros pasó a valorar a los sogueros locales, los del Pago de Areco,  entre los que rescató a Aniceto Melo y sus prendas exibidas en el Museo “Ricardo Güiraldes” y otros de no menor valía como don Luis Gabriel Martinez entrerriano que primero trabajó en el campo y después se radicó en el pueblo y algunos contemporáneos como don Pedro Bezmalinovich, Mario Díaz, Armando Lebo, Raúl Draghi y jóvenes como Alejandro Cruz Álvarez y Oscar “Cachito” Melo.

Oscar “Cachito” MELO

Este último, presente en Las Lilas durante las Jornadas manifestó a Areco Noticias que es hijo de Omar Melo, sobrino-nieto de Aniceto Melo chico y descendiente directo de aquel gran Aniceto Melo por lo que está convencido que su arte y su vocación tienen antecedentes en sus genes.

Dijo “Cachito” que su maestro directo fue don Luis Gabriel Martinez y aprendió mucho de la lectura de libros como los de don Luis Flores y otros; esa vocación y esa dedicación lo llevaron a que hoy pueda vivir de eso pasando la mayor parte del día en su taller confeccionando prendas en mayor medida para trabajo más que para exposición.

Le gusta- agregó Melo-, que el paisano, el hombre de campo, se luzca con sus prendas y prefiere mostrar diez de ellas en desfile y no una en exposición.

También destacó la gran contribución de Museo Las Lilas de Areco en la difusión de esta actividad devenida en arte, recordando la muestra del año anterior en que se pudieron ver más de 600 obras de distintas época y variados usos.

Destacó Melo que este tipo de arte se transmite mucho de boca a los chicos, que tiene un taller escuela con varios alumnos y trata de hacer lo mismo que don Luis Martínez- “guardando las diferencias”, aclaró-, de manera que,  sin ser maestro  entrega a la juventud su experiencia porque no acepta quedar en  el pasado y para que los chicos sigan y el arte no se pìerda.

Una de las obsesiones de Oscar Melo es que  en las escuelas se hagan talleres en los que quien conoce y desarrolla esta noble actividad paisana,  pueda enseñar no solo guasquería sino plateria y otras artesanías en las que, gratuitamente, han colaborado él mismo al igual que Alerjandro Álvarez en el Museo pero que se fue perdiendo y duró  solo un año.

“Cachito” Melo, un apasionado de la soguería, o guasquería, arte seguramente milenario, trabaja, enseña y propone la difusiuón para que perdure a través de los tiempos.arte del guasquero.