El abogado que pidió coimas en nombre de Carlos Stornelli corría TC y lo sponsoreaba 678

Los cuadernos de las coimas

Se trata de Marcelo D’Alessio, quien competía en la categoría Mouras con el seudónimo de “Patán”. 

 

El auto con el que Marcelo D’Alessio corría en el TC Mouras, con el auspicio de 678.

¿Por qué se hacía llamar “Patán”? Más allá de su simpatía por el perrito burlón, en el ambiente del automovilismo hay quienes apuntan que lo hacía para no mezclar con su vida como funcionario político en Enarsa, donde -como publicó Perfil- se desempeñó entre 2011 y 2013. Por entonces sólo unos pocos -acaso las autoridades de la ACTC, la “AFA” del automovilismo, que le permitían identificarse con su apodo- sabían su verdadero nombre.

El pasado oculto de D'Alessio: corría en el TC Pista Mouras con un auto sponsoreado por 678 y Aerolíneas Argentinas.
El pasado oculto de D’Alessio: corría en el TC Pista Mouras con un auto sponsoreado por 678 y Aerolíneas Argentinas.

En el mundo de las tuercas, luego de revelado el escándalo, se multiplicaron las voces que acusan a D’Alessio por sus conexiones con sectores que se dedican a la venta de facturas truchas y aseguran que el abogado ofrecía resolver problemas ante la AFIP a cambio de dinero. Más: le adjudican una buena eficacia. Esas mismas voces dicen que hay muchos testigos de esas maniobras, pero nadie aporta pruebas. No hay una sola denuncia contra D’Alessio. “Para denunciarlos hay que denunciarse a uno mismo de que cometió un delito. ¿Quién va a jugársela y ‘hacer patria’ por un ‘busca’?” planteó una de las fuentes consultadas por este diario.

El pasado oculto de D’Alessio: corría en el TC Pista Mouras con un auto sponsoreado por 678 y Aerolíneas Argentinas.

Pero la historia de D’Alessio tiene ribetes más insólitos. No deja de sorprender su versatilidad para saltar de un auto de carreras a la mesa de Animales Sueltos para dar clases de lucha contra el narcotráfico. El hombre que hoy es señalado por el kirchnerismo como el ariete de Stornelli -quien esta mañana lo denunció penalmente por defraudación-, era un fanático de 678 y decía estar “orgulloso de su Gobierno”, el de Cristina Fernández de Kirchner.

Así lo dejaba en claro en sus redes sociales, donde interactuaba con su seudónimo “Patán” (@patan_tc) y también con una cuenta que contiene su apellido (@dalessio_report).

Su fervor por 678 lo llevó incluso a hacer una de las cosas más preciadas para un piloto de carreras: ploteó su Chevrolet con el logo del programa emblema de la persecución periodística que hizo el kirchnerismo. En el coche, que por supuesto incluía la caricatura de “Patán”, también había logrado conseguir el auspicio de Aerolíneas Argentinas, quien ya lideraba el camporista Mariano Recalde.

El pasado menos conocido de D’Alessio: corría en el TC Pista Mouras con un auto sponsoreado por 678 y Aerolíneas Argentinas.

En redes sociales, además de interactuar con personalidades del automovilismo local como Agustín Canapino o Leonel Pernía; D’Alessio o “Patán” se mostraba feliz por su decisión. “Nos dio suerte llevar en la trompa del auto el logo de @678oficial. La gente preguntaba más por (el panelista Orlando) Barone que por mi TC”, escribió el 21 de febrero de 2012.

También le dedicó un mensaje a Alicia Kirchner, a quien se le presentó por Twitter como “piloto de TC”. “Llevo en mi trompa el logo de 6,7,8. Que lindo es estar orgulloso de mi gobierno!! Felicitaciones”, reza el mensaje.

Netflix no lo podría hacer tan bien

Un mes más tarde volvió a arrobar al programa de la TV Pública: posteó una foto en la que se ve su coche ploteado con 678, una mascota “desmayada” rozando el capot y la leyenda: “Le dije a mi mascota que no leyera Clarín!!!”.

Tanto amor hacia el kirchnerismo no fue correspondido: dirigentes y periodistas militantes K apuntaron contra D’Alessio e intentaron vincularlo al oficialismo.

 

El descargo de D’Alessio

Ante la consulta de Clarín, D’Alessio se mostró muy golpeado por la repercusión del caso. Entre lágrimas, aseguró que un individuo, que responde a sectores cercanos a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), le ”tendió una trampa” y dijo “tener todas las pruebas” de eso, aunque evitó no dar su nombre. “Ya les pedí disculpas a todos los que pude afectar en este operativo. Y me voy a defender en la Justicia. Pero no puedo dar mayores detalles porque hay secreto de sumario”, dijo. Y contó que anoche fue “al Palacio de Tribunales a pedir un habeas corpus” porque teme por su vida: “Decí que tengo todas las capturas de pantalla, guardé todo porque si no ya estaría muerto”, indicó.

El fiscal Carlos Stornelli denunció por defraudación a quien pedía coimas en su nombre

Respecto a su paso por el TC Pista Mouras, contó: ”Era una propuesta para que los chicos vuelvan a los autódromos. Les llevaba las ‘Penélopes’ (NdeR: otro personaje de Los Autos Locos) y los hacía meter en el auto para que disfrutaran. Fueron sólo dos o tres carreras que corrí con ese logo porque cedí la publicidad a una empresa que se encargaba de vender. Pero encima no me pagaron: me engañaron y perdí plata”.

Por último, D’Alessio rechazó las versiones que lo vinculaban al negocio de la venta de facturas truchas: ”Quienes me acusan de eso es porque yo sé muchas cosas y tienen miedo que los denuncie”.