San Andrés de Giles. Un choque difícil de explicar deja dos víctimas fatales

 


El cartel que prohíbe el paso.

El análisis de la fuerza policial local indica que la camioneta marca Toyota Hilux ingresó en contramano a la calzada que se organiza en el sentido Luján – Giles. El conductor, oriundo de San Antonio de Areco, llegó a la nueva rotonda de la Ruta Nacional 7, siguió por la vieja traza y en vez de tomar la colectora, se subió a la Autovía en dirección contraria.

La imprudencia terminó en un grave choque. Tras recorrer más de 100 metros en contramano, la Hilux se encontró con un Peugeot 207 tripulado por un matrimonio de General Arenales. El impacto frontal, sorpresivo y a alta velocidad, terminó con el automóvil destruido y la camioneta volcada sobre la cinta asfáltica. La imagen es contundente.

El conductor del Peugeot 207, Cesar Darío Sangiacomo (60) murió al instante. Su esposa, Miriam Lucía Fermetini (61) fue derivada de urgencia al Hospital San Andrés, sin embargo, nada se pudo hacer para salvarle la vida. Ambos fallecieron en el terrible choque.

En la camioneta viajaban cuatro personas. Dos masculinos y dos femeninos de entre 20 y 25 años de edad. Todos oriundos de San Antonio de Areco. El conductor y los tres ocupantes sufrieron algunos golpes. Una mujer fue internada en terapia intensiva, aunque nunca estuvo en peligro su vida. En esta últimas horas evaluaban llevarla a una pieza de complejidad normal.

Según contaron fuentes oficiales a Infociudad, el conductor -su identidad no trascendió oficialmente- había consumido alguna bebida con graduación alcohólica, aunque la alcoholemia dio en los parámetros permitidos para poder manejar. Es decir, menos de 0,50 de alcohol en sangre. Ahora permanece detenido en la Comisaría local.

Señalizado pero…

El acceso en contramano, por ese sector, a la Autovía 7 está bien señalizado. En total son cuatro los carteles que indican la prohibición de continuar por esa calzada.

En el tramo de la vieja Ruta Nacional 7 la cartelería es suficiente. A 200 metros ya se avisa que no se puede seguir, y en el lugar son tres las indicaciones. Además la calzada se angosta como para el paso de un solo vehículo.

Sin embargo no se marcan los desvíos posibles, y pasada la zona, hay dos flechas sobre la calzada que indican un giro opuesto al permitido.


Las flechas que marcan el sentido opuesto.

Tal vez, sería hora de repensar el sentido de circulación en ese tramo específico (Rotanda – AU 7). Existiendo colectoras parece inútil la doble mano luego de la rotonda. Este cambio no influye en el orden vial.

Infociudad consultó a trabajadores y habitantes de la zona, algunos señalaron que no es la primera vez que un auto ingresa mal en esa zona. Un dato no menor.Fuente: infocidad

San Andrés de Giles