Emotivo homenaje en el 134 º Aniversario del nacimiento de Ricardo Güiraldes

Como la última vez, como hacía mucho tiempo no se vivía, el patio de la Pulpería La Blanqueada se llenó de una verdadera, bella, evocación, llena de nostalgias, con respeto pero en la forma que el escritor hubiera deseado: entre amigos, paisanos- más de doccientas almas-,, sin estridencias, con música surera y  danzas tradicionales. Así se le rindió homenaje en el 134 º Aniversario del nacimiento de Ricardo Güiraldes.

Empezó el homenaje con las sentidas milongas interpretadas y cantados por Oscar “El Mosco” Pereyra a lo que siguieron palabras evocativas de Patricio Santos Ortega director del Museo Gauchesco que lleva el nombre del escritor, de no de sus descendientes, Adolfo “Chacho” Güiraldes, del Secretario de Cultura y Turismo Manuel Kebdani que rescató la figura de Adelina del Carril, esposa de Ricardo, cerrando el intendente Francisco Ratto resaltando el significado del homenaje y  el valor y orgullo de ser arequero y poder homenajear a uno de sus prohombres, todos ellos resaltando en distintas pero coincidentes palabras la inmensa calidad literaria de Ricardo Güiraldes, su amor por la cultura y el arte, su trascendencia que llevó conocer el Pago de Areco más allá de las fronteras de la Nación.

Después tallaron las guitarras y los cantares sureros a través de Omar Tapia matizando antigos temas sureros con explicaciones ilustrativas, Julio “Tito” Hurtado mezclando algún tema medidamente picaresco, Marcelo Zaldívar con Antonio “Aguja” Tapia que incluyeron un chotis bailado por una pareja ataviada a la usanza paisana y otros temas que animaron a varias parejas a sumarse a la danza,  Patricio Sauton -que rememoró la Agrupación Sentir del Pago de Areco que preside-, Junto a Enrique “Cucho” Monserrat en guitarras y canto, hasta que se invitó a quienes quisieran tocar o cantar para cerrar la emotiva noche.

Es que entre los presentes estaban Salvador “Chiche” Manfrida- autor de una zamba en su recuerdo-, Carlitos Pereyra, el mismo “Chacho” Güiraldes y otros capaces de hacerse un lugar entre los artistas del Pago.

No faltaron los agradecimientos a las áreas del Municipio  que colaboran para hacer este tipo de fiestas-homenaje y a la  Asociación de Amigos cuyos integrantes, además de haber colaborado en la organización, se encargaron de agasajar a los presentes con tradicionales empanadas y bebidas para que la noche fuera aún más grata.

Se notó la presencia de algunos descendientes del homenajeado autor de Don Segundo Sombra, paisanos con sus atuendos criollos y personalidades de la cultura de Areco.

Muy lindo acto; justo reconocimiento a un grande de la historia del pago y de la Nación.

Parece que Areco está volviendo a sus raíces. Muy bien.