Víctor Hugo Ruíz: “Nuestro gobierno actúa como facilitador de la actividad económica privada más que como recaudador”

3ª  Parte y final

Finalizando esta serie de notas a Víctor Hugo Ruíz, el  funcionario nos decía: “Cuando llegamos esto sí parecía tierra arrasada y no queremos hablar más de eso pero… había un nivel de endeudamiento inmanejable en el corto plazo para la situación de las finanzas del municipio con 155 millones de pesos de déficit que es algo así como el 15% del presupuesto anual y  un nivel de recaudación cercano a 40 millones que apenas alcanza para los costos fijos; por lo tanto la posibilidad de  reducir esa deuda era muy baja.”

Luego agregó: “Otra de las restricciones que es muy sensible y difícil de manejar,  es el número de empleados en exceso a lo que serían necesarios en una eficiente administración con, además, fuertes restricciones de tipo  sindical y normativo, que impiden moverse con agilidad y sabiendo que no toda la gente es totalmente fiel, lo que hace un ambiente bastante complicado y es con lo que tropezamos cotidianamente.

Hay una estructura de gastos muy rígida- lo dijo Francisco en su discurso de apertura de Sesiones Ordinarias-, que significa que un  97% de los ingresos municipales son para mantener esa estructura viva- o no sé si está muerta y  tratamos de darle oxígeno para que subsista-, y quita margen de maniobra en absoluto.

A esta descripción hay que sumarle la llegada del coronavirus que lo que hace es generar a nivel de toda la sociedad una reducción de ingresos muy elevada; no es lo mismo una situación donde podrías tener ingresos pronosticados en una actividad comercial que tener una situación que se te ´empioja` de tal manera que no tenés recursos para afrontarla y por lo tanto la demanda de  “devolveme lo que te presté” o “pagame la factura”, de proveedores es cada vez mas fuerte. 

Las deudas en el sector sanitario con los proveedores del hospital también condicionan mucho;  para que  coticen una aspirina hoy hay que pagar parte de la deuda de la época de Durañona; hemos avanzado muchísimo  y no quedan deudas viejas pero si algunas facturas dando vueltas pero  es en el rubro que más se avanzo por prioridad política; otras son imposibles de pagar en corto plazo y vamos muñequeando para adelante.”

Referido a ciertas situaciones el economista dijo: “También debemos reconocer que se ha  generado un cambio de actitud en más de un proveedor;  estamos tratando de actuar como facilitador de la actividad económica privada más que como recaudadores; ya se está sintiendo y estamos llegando a  arreglos que hace años no se podían hacer como parte de la gestión, trabajando con la gente- ajenos a la Municipalidad-, tratando de que vean que estamos acercándonos, llegando a ciertos acuerdos. Es que la crisis ha hecho quebrar la cadena de pagos en Areco y eso preocupa muchísimo.

Antes se manejaba gran parte de la actividad comercial  con cheques diferidos- voladores se le llamaba hace tiempo-, pero eso se cortó; en cualquier actividad, si tenias financiado un montón  de compras que habías hecho y de un día para otro se corta la actividad, ¿de dónde sacar plata para pagar? .Esto trae que lamentablemente, deberemos aceptar que habrá cantidad de negocios, acá y  en el país, que no van a poder abrir de nuevo.”

Respecto a la coparticipación la pregunta se imponía ¿Entra o no entra  plata?. Y otra: ¿Cómo vamos a ir superando la crisis?.

Las respuestas no tardaron en salir de Víctor Hugo Ruíz: “nosotros empezamos a trabajar desde mucho antes de asumir; una de mis primeras acciones fue colaborar con el actual intendente  buscar la forma depara de pagar sueldos y aguinaldos en diciembre; sabíamos que habrían  quedado las arcas vacías y logramos un beneficio, es cierto, porque lo último que dejo el gobierno de Macri fue tirarnos 15 millones de pesos para poder pagar aguinaldo y tratar de poner la máquina en marcha.

En los últimos tiempos lo que es coparticipación se ha caído  terriblemente; el monto de coparticipación- nacional y provincial-, es más o menos 25/26 millones mensuales;  en el último mes- abril-, cayó a 14 millones nominal que, con retenciones,  quedaron limpios algo más de 4 millones.

 Con la caída de la recaudación, es significativo  este concepto. Como parte de la negociación hecha por el intendente Ratto a sugerencia mía, lo que se hizo hasta ahora es conseguir un préstamo  con garantía de coparticipación futura de- hasta ahora unos 4 millones de pesos-, y esperamos que en los  próximos días, según  lo prometido, llegue algo mas pero seguramente no significativo.

Debemos reconocer que esto no es una política deliberada del Gobierno nacional;  es simplemente producto de lo que está pasando con la economía del país en este contexto general en que si las ventas caen,  cae el IVA y por ende la recaudación nacional.

Si la actividad comercial cayó 40% de un año a otro, la  construcción un 50%,  no se produce ni un auto en abril, eso redunda en impuestos que no recibe el Gobierno y comienza a drenar en los gobiernos  provinciales y municipales que somos el  último orejón del tarro.

En lo local la recaudación a pesar de la malaria, todavía es razonable, la moratoria resultó bastante interesante, en  dos meses enteros y medio de marzo se llevan recaudados 27/28 millones de pesos  con más de 1500 convenios y pensamos extenderla”. (Cosa que ocurrió por estos días y convalidada por el Concejo Deliberante).

Con respecto a n posible amento en las tasas Ruiz manifestó enfáticamente que “este gobierno tiene  arraigado un criterio de Estado facilitador, no recaudador; el tema económico en Areco excede largamente las cuentas fiscales, somos conscientes  de la situación general y en lugar de aumentar tasas no descartamos que haya una disminución de las mismas o de cargos financieros o intereses  por pagos con atrasos transitorios.”(También hoy es una realidad igualmente convalidada por el Deliberante).

Ya en el final de la nota, Ruíz puso un contundente énfasis en expresar algo nunca vivido en los últimos tiempos de gobierno municipal y que pinta de cuerpo entero el criterio de este gobierno en el que es parte my importante, fundamental y que encabeza Francisco Ratto: “Queremos- y lo estamos haciendo-, ponernos del lado del contribuyente y no meterle más presión, porque creemos que con cualquier comercio o empresa que consigamos salvar vamos a tener empleo y ese empleo golpeará puertas y dejará más plata.”

Finalmente el economista devenido en Secretario de Hacienda del Municipio de San Antonio de Areco en un momento extremadamente crítico sentenció: “De esta crisis salimos perdiendo todos en mayor o menor medida. Estamos todos en la misma y solo ayudándonos entre todos”.

FIN