Feliz iniciativa en el Parque Criollo con la recreación de un talar autóctono

Hace unos días, más precisamente el 4 de agosto,  el intendente Francisco Ratto presentó en La Matera que es dado en llamar *Reserva Natural Parque Criollo* dentro del predio del  Parque Criollo y Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes.

En una superficie aproximada de 7,5 has y se pretende regenerar el ecosistema pampeano original, con la vegetación nativa que atraerá a la fauna característica de la zona, actualmente desplazada por la actividad del hombre.

Dentro de la reserva existe un “Talar”, bosque nativo del noreste de la Provincia de Buenos Aires, asociado a cursos de agua y uno de los principales objetivos es iniciar un proceso de regeneración de ese bosque. La intervención tendrá un tiempo estimado de 3 años, durante los cuales se extraerán las especies invasoras y se repondrá las nativas.

Se manejará como una clausura, sin ingreso de grandes herbívoros, principalmente vacas y caballos, lo que permitirá su rápida regeneración.

Pasados el tiempo de intervención, el lugar será declarado Reserva Natural, será la primera en San Antonio de Areco, y pasará a formar parte de los espacios protegidos de la provincia y el país.

Partimos de un ecosistema muy degradado y su recuperación permitirá volver a valorar la flora y fauna nativas con fines de estudio, conservación e investigación; tendrá efectos concretos contra el cambio climático y será un lugar destacado para la contemplación y el disfrute de la naturaleza por parte de visitantes y arequeros.

Ahora,  y de otras reparticiones empezaron los trabajos de concreción del proyecto y el director del Parque, José Luis Pagani, manifestó que el viejo talar del Parque esta registrado en los libros  de la provincia de Buenos Aires desde hace más de 100 años; el  pensamiento consistía en hacer una reserva ecológica que llevará tres años y que incluye el cerramiento completo de 7 hectáreas y media en el lugar es donde se encerraban las tropillas.

El predio mencionado ya está  clausurado para que no entre ningún animal herbívoro-, vaca, caballo u otros-, . y en él se van a ir reciclando talas- de ahí su nombre “talar”-,  se van a poner, en colaboración con el CEAMSE, la UNSAdA y otros organismos  todo lo que sea plantas nativas de la pampa húmeda, pastizales pampeanos y  flora autóctona que reemplace al acacio negro .

Una vez establecido y desarrolladas a cierta altura las nuevas plantas el lugar será abierto al público- proyecto a largo plazo-, y  podrá apreciar en  vivo como fue el ambiente donde se desempeñó el gaucho con pastos, árboles y flora y fauna autóctonos.

El espacio tendrá características especiales como que será un “talar de barranco”, de los cuakes existen muy pocos en la provincia- Otamendi, Magdalena y Areco-,  conservando lo que hay: espinillo, talar, molle y otras especies de la pampa.

Este viernes se comenzó a plantar  nuevas especies con la presencia activa de la Asociación de Amigos del Parque, gente del área de medio Ambiente  y voluntarios que con sus palas se llegaron a colaborar con la brillante iniciativa; cada uno plantó un ejemplar un lugar sin orden especial ya que debe simular ser natural.

Ya existe un proyecto en el Concejo Deliberante, consensuado, que probablemente salga terminada la cuarentena con condiciones de  intangibilidad del lugar, para que luego esté disponible para ser visitado con fines turísticos y de docencia, con cierre de tranqueras de tal forma que se mantenga virgen tal cual fue la idea inicial..

Una hermosa iniciativa que el intendente Ratto, por su profesión de ingeniero agrónomo, impulsa con conocimiento del tema y Pagani, colaboradores, funcionarios y vecinos le ponen la cuota de esfuerzo, entusiasmo y  capacidad de trabajo para que termine en una realidad ambiciosa y brillante.