Lo que dejó el “Seven de la Tradición”. Nota a Cristian Fernández.

El Seven de la Tradición disputado el pasado sábado en instalaciones del Areco  Rugby Club ofreció la oportunidad de dialogar con uno de los mentores de ese deporte; se trata de Cristian Fernández  entrenador de los equipos superiores junto a Martín Moreno, el “Chino” Graciarena y Juan Cruz Beccar Varela y destacó que esta jornada de Seven se hace una vez al año en el marco de los festejos de la Tradición con la participación cada vez mayor de equipos y en esta oportunidad con el agregado de fútbol  femenino  y rugby de veteranos.

Fernández manifestó que este encuentro excede lo puramente deportivo para tener un gran contenido social que culmina en un tradicional Tercer tiempo tras esta actividad que comenzó a las 10:30, siguió con los encuentros de rugby – seven-, y fútbol femenino hasta culminar con música, buen asado y seguramente baile hasta que se vaya el último.

 

Es que, agregó Cristian, a la gente de rugby que visita el Areco Rugby Club  les gusta volver por sentirse agasajada, pasar un día de campo, compartir un buen asado o bondiola y concurre no solo adeptos al deporte sino todo el pueblo para el que el club tiene siempre puertas abiertas “ya que lo hacemos entre todos.”

En lo estrictamente deportivo el club este año mantuvo su categoría gracias  a  un grupo unido, trabajado en lo grupal y al haber una buena cantidad de jóvenes integrados mejoraron rugbísticamente tras objetivos no solo de ascender sino  cultivando valores, con  compromiso y responsabilidad que los chicos cumplen y sirve  para formar buenas personas, que se diviertan y compartan.

 

A las divisiones juveniles “les faltan que se  acerquen chicos con las mismas metas ya que no se trata de un deporte de elite y si tienen dudas que se acerquen que serán bienvenidos.”

 

Agregó el entrenador que “el rugby es un deporte como el futbol con variante pero con la misma indumentaria es una buena forma de hacer amigos que trabajan para el club y se hace toodo a pulmón, entre todos como se ha hecho en este seven, organizados por los integrantes del plantel superior que plantaron banderas y lograron sponsors, cortaron el pasto, codo a codo, independientemente  de profesiones y en el que somos todos iguales y jugados por un solo valor que privilegia la amistad entre nosotros”.

 

Colofón de una fiesta anual que ya es “tradición en los festejos de la Tradición.”